Me encanta iniciar un nuevo año porque me apasionan los nuevos proyectos. Cada nuevo año es una nueva oportunidad, permite olvidar lo negativo y evolucionar con lo positivo, pero sobre todo, es una oportunidad para cumplir nuevos sueños o aquellos que no hemos cumplido.

 

 

Desde Mujeres Consejeras queremos en 2011 seguir compartiendo con todos vosotros nuestros pensamientos , ideas, y opiniones . Y os deseamos un año de sueños cumplidos. ¡Feliz 2011!

En nuestro primer post del año, quiero compartir una interesante entrevista que leí ayer, en La Contra de La Vanguardia, realizada a Max Otte (el autor de ¡Qué viene la crisis! en 2006) en relación a su opinión sobre la degradación de los media (acaba de publicar El crash de la información): “Tenemos más desinformación que nunca, ¡y gratis!” dice el titular. http://ow.ly/3BqtX

La tesis de Otte se basa en que la separación de publicidad y contenidos provocada por Internet y las redes sociales, está transformando los medios. En su opinión, al cuestionarse la rentabilidad de los “medios serios” se está degradando la verdadera información y en consecuencia, se está dañando la democracia: “Antes, las empresas informativas de referencia servían información-interpretación jerarquizada por periodistas serios, bien pagados y relativamente independientes… Hoy la gente ya no mira anuncios, sino que busca lo que quiere comprar directamente en Internet y, por eso, la publicidad, que antes financiaba la información rigurosa, ya no se invierte en los grandes medios de referencia. Los diarios serios son más necesarios que nunca, pero han dejado de ser rentables.” Y continúa prediciendo que la desinformación actual impactará en la regresión de la historia en cuanto al modelo social: “…nos hace retroceder a un neofeudalismo, que concentra el poder y el dinero en pocas manos y condena al resto a la desinformación… Empobrece primero el criterio, la educación y la información de las clases medias; después limitará sus rentas….ocurre también con la formación, los servicios públicos y la representación política”.

La entrevista, que te recomiendo leer, tiene más apreciaciones profundas, provocadoras y con un alto grado de reflexión, pero me quedo con una pregunta:

Realmente, ¿La Web 2.0 es culpable de la desinformación?

La información, el conocimiento y el criterio son claves para superar la crisis actual, pero sobre todo, son la clave para seguir avanzando en una verdadera democracia. Es cierto que la pérdida de rentabilidad de los medios escritos pone en riesgo el periodismo de investigación y debemos apostar para que siga existiendo. Pero la lucha por la verdadera calidad periodística e independencia ideológica no tienen su origen en Internet, ni está reñida con la actual web 2.0, sino todo lo contario.

La información, el conocimiento y el criterio son claves para superar la crisis actual, pero sobre todo, son la clave para seguir avanzando en una verdadera democracia. Clic para tuitear

Estamos ante un debate abierto desde hace mucho tiempo y especialmente desde la aparición de la televisión. Desde mi punto de vista, la calidad periodística tiene más que ver con la calidad de accionistas y gestores de los medios y menos con la rentabilidad de los mismos; solo así se explica que las televisiones, que siguen siendo muy rentables, sigan ampliando sus contenidos de baja calidad en base a un determinado tipo de audiencia ,como la apuesta que realiza Tele5, por ejemplo. Y, evidentemente, no quiero entrar en el debate de las claras ideologías y afinidades políticas y religiosas de algunos de los llamados “medios serios”.

Por el contrario, creo que la web 2.0 permite una nueva fuente de información y conocimiento.

En primer lugar, aporta un nuevo tipo de información: la información directa, sin intermediarios; de la empresa al cliente, de la institución al usuario, de las administraciones públicas al ciudadano, del científico a la comunidad… Tenemos la oportunidad de poder contactar con nuestras audiencias explicando directamente qué y porqué hacemos las cosas. Los profesionales 2.0 debemos aportar información verídica y adoptar la transparencia y la sinceridad como método para construir relaciones perdurables. Las redes sociales nos obligan a ser lo que somos y no lo que creemos que somos.

En segundo lugar, la Web 2.0 aporta la gran oportunidad de opinar libremente y de ser escuchados: en un blog, red social, foro, wiki… Como ciudadanos o clientes ya no necesitamos rogar a los grandes medios que nos publiquen un artículo o una carta al director. Ya no necesitamos tener poder o fama para poder expresar sentimientos, opiniones, reflexiones, discrepancias, enfados o felicitaciones. Para mí, ésta es la verdadera “democracia”.

Pero, obviamente tenemos retos, el reto de construir un verdadero conocimiento, el reto de expulsar “lo falso” o “dañino”, el reto de formar a nuevos profesionales y de asegurarnos que compartan la “cultura 2.0”: confianza, honestidad, respeto, colaboración…El reto de ser más transparentes, de ser serios en nuestras informaciones, el reto de la seguridad, del acceso, de la calidad… Y de creer sinceramente en la verdadera democracia.

Y sobre todo, tenemos el reto de educar a nuestros hijos en una nueva sociedad en red, interrelacionada y abierta, para darles criterio, conocimiento y opinión.

Mi experiencia en la blogosfera está siendo realmente apasionante, la mayoría de los blogueros y profesionales 2.0 con los que he tenido el honor de coincidir en la Red son respetuosos, transparentes, generosos… No creo que un colectivo así pueda generar desinformación.

Por el contario, animo a aprovechar la tecnología para innovar, para reinventarse, para cambiar procesos, llegar a nuevos mercados o audiencias, para compartir conocimiento, para conectase, para informar… Y ,cómo no, para hacer cumplir nuestros retos como profesionales 2.0. Tenemos la obligación de que la web 2.0 sea realmente la fuente de información y conocimiento que puede ser. ¿Os apuntáis?

¿Te ha gustado? Compártelo

Presidenta y fundadora de Íncipy, consultoría de transformación digital e Inesdi Digital Business School. Consejera y fundadora de Indigital Advantage headhunter de perfiles digitales, Increnta e Incúbame (Ingroup).
He fundado o relanzado más de diez compañías, todas ellas enmarcadas en Internet y la Economía Digital como womenalia, voltimers, telemaki… He sido Vicepresidenta de Adigital (actualmente en su junta directiva), CEO de la División de ecommerce del Grupo Planeta, presidenta del grupo muchoviaje.com así como Directora de marketing e innovación en Deutsche Bank.
follow me

Nos interesa tu punto de vista

22 comentarios en “La Web 2.0 ¿Información o desinformación?

  1. Buenos días Joana:

    Interesantisima reflexión del articulo, me gusta mucho el planteamiento que haces de los valores que deben cuidar y practicar los profesionales 2.0. Me vas a permitir que utilices algunas de tus ideas para mi clase del Curso Técnico de Marketing.

    Sigue asi!!!!!!

    Abrazos,

    Elisa del Pino

    • Hola Elisa,
      Muchas gracias por tus comentarios!. Es un honor para mí que quieras utilizar mis opiniones en tus clases de inesdi. Me encantará hablar un día contigo de los valores los profesionales 2.0 deben adoptar.
      Un beso,
      Joana

  2. !Claro que nos apuntamos¡ La 2.0 es una excelente oportunidad no sólo de información, sino también de formación,comunicación y participación, acciones en las que tanto hemos de avanzar las mujeres para lograr una auténtica visibilidad,para lograr esa transversal igualdad de oportunidades que nadie nos va a regalar sino que hemos de lograr nosotras como un derecho que tenemos.
    Por favor, estoy harta de congeneres miedosas que, cuando les hablo de la 2.0, justifican su pereza, miedo a lo desconocido argumentando que «ellas prefieren comunicarse boca a boca» . «No me gustan, estan verdes», decía la zorra

    • Hola Paz. Me han encantado tus comentarios; tienes toda la razón el mundo 2.0 es una gran oportunidad para las mujeres profesionales y directivas!. Encanjan muy bien con nosotras los valores 2.0. Gracias por estar y por aportar a la economía digital. Un abrazo,
      Joana

  3. Hola Joana,

    ¡Por supuesto que me apunto! Yo también leí la entrevista y la verdad es que ya me pareció desconcertante. Precisamente, hoy en día estamos en un mundo más democrático que nunca, gracias a todas las facilidades que nos aporta la web 2.0. No solamente ahora estamos mucho más informados, sino que todos tenemos «voz» y podemos expresarnos libremente, dar nuestra opinión, explicar lo que nos apetezca,… eso si, respetando siempre, como tu apuntas, los valores de confianza, honestidad y respeto. En la mano está de todos nosotros el hacerlo posible y de seleccionar y seguir a las personas y los contenidos que nos interesa. Somos libres! Si esto no es democracia, que baje dios y lo vea!

    En fin, que no puedo estar más de acuerdo con todo lo que dices. Y como dice el periodista que firma la entrevista: «Llámeme ingenuo, pero creo que el buen contenido siempre halla su lector».

    Un saludo,
    Susana.

    • Hola Susana,
      ¿Verdad que fue una estrevista desconcertante? Probablemente provocadora. Pero sin el 2.0 no podríamos opinar, tal y como indicas, …y lo estamos haciendo AHORA.
      ¡A demostrar que estamos informados e informando, con criterio! Gracias por tus magnificos comentarios.
      Un beso,
      Joana

  4. Yo diría que «ambas», desde el punto de vista que se mire… Lo que en realidad creo que es importante, es que pasamos a valorar el criterio de quien digiere la información y de lo que puede sacar de ella. La Web 2.0 nos informa y desinforma al mismo tiempo, porque venimos de un mundo en dónde éramos informados con inyecciones inevitables, y ahora nosotros nos ponemos la inyección de información que queremos, y ya sabemos que todo lo que se dice en Internet, no siempre es lo que es.
    Buena reflexión.
    PR

    • Gracias Pedro, por tu aportación.
      Tienes razón. Es cierto que en la Red también hay «mala información» y que debemos aprender a discriminarla. Pero me quedo con la importancia de lo que indicas: prefiero una «desinformación» seleccionada por mí que una información profunda pero interesada por parte de un medio!
      Seguimos …
      Un beso,
      Joana

  5. Es cierto que la Web 2.0 supone primar la cantidad sobre la calidad, pero eso no significa que esta última no exista. Como en todo, se trata de saber buscarla y eso es algo que la gente está aprendiendo rápidamente. Cuando se trata de informarnos de algo que realmente nos interesa o relacionado con nuestro trabajo, no nos importa dedicar el tiempo necesario a buscar un sitio fiable y de prestigio. Y eso, independientemente de que seas carpintero o médico, lo que significa que la web 2.0 ha traído también una mayor democratización de la información.

  6. Estupendo artículo.

    Lo he «twitteado» y «Facebookeado» :), aportando un granito a favor de la web 2.0. Como bien decís esto no es más que un comienzo. La educación a partir de ahora lo es todo.

    Me encanta la información trasmitida de forma tradicional y «pelearé» por que siga, sin embargo también lo haré por que sea objetiva.

    Y es que hoy en día todos podemos defender lo que creemos correcto y criticar, no solo en un bar, parada de autobús, vecinos, amigos, cenas, etc. lo que creemos injusto. Puestos a pensar imaginar, los comentarios, siempre que sean educados, de los comensales de una cena de amigos elevados al máximo exponente. Totalmente enriquecedor. Eso es lo que conseguimos en nuestras redes y aprendemos mucho más a discernir y tener criterio propio, tan necesario hoy en día.

    Un saludo, Julio Aliaga

  7. Necesito saber las 25 mujeres más influyentes de Internet, emprendedoras, por supuesto, soy socio de una incubadora de empresas de internet que preside Rodolfo Carpintier.
    Saludos cordiales de Javier, de Barcelona.

Deja un comentario

Suscríbete

Suscríbete para no perderte ninguna publicación. Te avisaremos por email cada vez que haya novedades.