Todas las empresas deberíamos hacernos esta pregunta: mi empresa, ¿es apetecible para trabajar?

Las estrategias de Employer Branding dirigidas a gestionar la marca para atraer y retener talento, adquieren con las redes sociales un nuevo reto para las empresas y en especial para las áreas de Recursos Humanos.

Construir una reputación de “buena marca empleadora” parece complicarse con la presencia y participación de nuestros antiguos y actuales empleados o clientes.

Ahora poco nos van a servir las campañas corporativas comunicando nuestra visión, valores, mensaje y filosofía como ‘el mejor lugar para trabajar’, si no se corresponden y no están alineadas con la realidad que se vive en nuestras empresas.

Ya no seremos lo que nuestras campañas dicen que somos, sino que nuestra imagen de marca como empleadores, se conformará en función de cómo son, se comportan y dicen de nosotros, nuestros actuales o antiguos empleados.

El nivel de compromiso, la cultura organizacional, el estilo profesional, la forma de trabajar de una empresa…se respira en las redes. Es fácil ver en el comportamiento de los empleados en ellas, el nivel de compromiso con su compañía y si se siente orgulloso de la misma.

Ver cómo un profesional se mueve en las redes sociales, cómo y con quién se relaciona, su trayectoria en dicha empresa, de qué opina, cómo transmite, cómo comparte, qué temas domina, qué reputación tiene… nos dice mucho de la marca y de cómo se trabaja en dicha compañía.

Nuestros empleados son en los medios sociales la carta de presentación de nuestras organizaciones y van a tener más fuerza que cualquier acción publicitaria.

Nuestros empleados son en los medios sociales la carta de presentación de nuestras organizaciones y van a tener más fuerza que cualquier acción publicitaria. Clic para tuitear

¿Cómo afrontar esta realidad?

1. Con una imagen sólida y coherente dentro y fuera de la compañía.

2. Consiguiendo que nuestros equipos sean nuestros mejores embajadores y prescriptores de la marca.

3. Alineando a los empleados con la estrategia de marketing y de comunicación de la empresa en los medios sociales.

Las personas son la bandera de nuestra empresa y deben sentir y vivir la marca, con el orgullo de pertenecer a ella.

Algunos ejemplos:

"Careers at Adidas” Los mismos empleados de adidas se presentan y explican cómo es su departamento, sus funciones, su día de trabajo… http://www.adidas-group.com/en/careers/new_site/adidasgroup/

 

 

"The Intel photographers (employees)” Un grupo abierto en Flickr en donde los empleados cuelgan fotografías creativas y se enorgullecen de compartirlas de forma abierta. http://www.flickr.com/groups/intelphotographers/


 

"Pfizerpedia”. Una iniciativa de Pfizer, que fomenta la generación de contenidos corporativos, creando una Wikipedia de la compañía entre todos los empleados.



"IdeaStorm” Una comunidad de Dell, donde los consumidores pueden proponer ideas de nuevos productos y servicios, votar y ver las ideas que se han puesto en marcha. Los empleados participan activamente y se sienten orgullosos de poner en marcha dichas iniciativas. http://www.ideastorm.com/

 

 

"Sodexo Careers” Una completísima comunidad para captar candidatos, con un canal en YouTube en donde muchos empleados cuentan su crecimiento y desarrollo profesional en la empresa. http://www.sodexousa.com/usen/careers/careers.asp

 

 

Zappos: El propio Tony Hsieh, CEO de la compañía, lleva la cuenta de la empresa en Twitter y participa activamente con más de 1.821.717 seguidores. @zappos

 

 

Coca-Cola: “Online Social Media Principles” Guía de conducta para los empleados de Coca-cola, con la que les anima a participar en los medios sociales, representar la empresa, y compartir el espíritu optimista y positivo de sus marcas. http://www.thecoca-colacompany.com/socialmedia/

 

 

¿Sabemos qué proyecta nuestro empleado sobre si mismo y sobre la cultura de nuestra compañía en las redes sociales?

Mireia Ranera

¿Te ha gustado? Compártelo

Mireia Ranera Author
Socia y Vicepresidenta de Íncipy, consultoría de transformación digital, y Directora de la división Digital HR Employee Digitalization, impulsando y acompañando la hoja de ruta digital desde el ámbito personas en grandes organizaciones. Socia fundadora y Consejera de Womenalia, 1ª red de networking mujeres profesionales, Inesdi, digital business school e Indigital Advantage, headhunting de perfiles digitales.
He desarrollado mi carrera profesional en ámbitos que me apasionan: Internet, Marketing, RR.HH y Formación.
follow me

Nos interesa tu punto de vista

10 comentarios en “¿Te apetece trabajar en mi empresa?

  1. Me parece muy interesante el artículo. Ya conocía el cambio hacia esa realidad. Principalmente en empresas que han entendido la necesidad de otorgar el valor que corresponde a sus empleados haciéndoles partícipes del posicionamiento de la marca y provocando además un alto interés real por campañas más cercanas a su target. Es evidente que está emergiendo una nueva forma de empresa, donde no solo está cambiando el tipo de organización, está cambiando también el sistema de comercialización del producto y/o servicio, basándose en otra perspectiva hasta hace poco practicada. Necesariamente hay que transformarse, distinguirse del resto para decir ¡Hey! estoy aquí.
    Pero, cuidado hay que entender que detrás de campañas como la de Coca-Cola, hay muy buenos expertos publicistas y muy técnicos en marketing, que utilizan el impacto de redes sociales para puntuar más en el mercado global. Internet se ha convertido en un gigante y hay que tener cuidado y observar, para que éste no mute en un monstruo. No todo es transparente ¡no, nos engañemos!. Utilicemos el análisis para informarnos y seleccionar, si no, nos pueden devorar.
    El cambio ha de ser real, las buenas ideas también han de estar impregnadas de una esencia, la honestidad de incluir en sus mensajes, sinceridad, honestidad y bien hacer. Seguro que el impacto del mensaje será más provocador y directo. Todos consumimos, pero algunos seleccionamos y el grupo cada vez se hace más grande.

    • Muchas gracias Raúl por tu comentarios y aportación. Coincido totalmente contigo “Utilicemos el análisis para informarnos y seleccionar, si no, nos pueden devorar”. Con un poco de análisis, veremos claramente si las excelentes campañas reflejan realmente cómo son y cómo se vive en las empresas.
      Un saludo,

  2. Es tristemente cierto, la realidad actual hace que grandes empresas se llenen la boca hablando de Capital Humano, RH 2.0, Motivación y muchos otros conceptos que luego, a la hora de ponerlos en práctica se traducen en Ofertas Económicas miserables que sólo pueden atraer a quien esté parado, y que esa persona acepte esa oferta no va a crear compromiso, sólo financiará la busqueda laboral y subirá el piso por el cual esa misma persona estará dispuesto a cambiar de trabajo.
    Personalmente estoy completamente de acuerdo con el artículo, sin embargo creo que en España sólo será aplicable en tiempos de bonanza, porque cuando hay “crisis” inmediatamente lo primero que se hace es recortar plantilla y sueldos, sin importar que los resultados de la empresa sean Records históricos cómo los de alguna Petrolera que conocemos todos.
    Todos los profesionales que nos hemos quemado las pestañas estudiando, perfeccionandonos y puesto todo en nuestros desafíos nos encontramos hoy con que quizás las vueltas de la vida te ponen un “jefe” mandado que no tiene ni idea de lo que hacer pero que era “lo que habia” para la posición.

    Seguid así, ojalá no quede sólo en una Utopía Española.
    Gracias

  3. Las viejas reglas estaban pensadas para un exceso en la oferta de mano de obra, pero no para la búsqueda incondicional de talento intensivo en una Sociedad cada vez más impregnada de transparencia comunicativa en la que un único líder puede marcar diferencias.

    En un post comenté que las nuevas empresas deberán prepararse para un aumento de la “capilaridad” en los Social Media, quieran o no. El aumento de la capilaridad comportará una mayor transparencia entre la Sociedad y las compañías. Y eso será bueno o malo para ellas según actúen. El ejemplo lo tenemos en Telefónica, aunque tenga contratada a una de las más destacadas consultoras para controlar su Social Media Marketing y su reputación, luego pasa lo que pasa…

    Buen post. Me gusta!

    P.D.: Por si os interesa os dejo el enlace del post sobre capilaridad:
    http://ergow.wordpress.com/2011/03/11/redes-7-redes-social-media-marketing-y-capilaridad/

  4. Que interesante articulo, siempre cuando hablamos de branding normalmente nos vamos por construir una imagen personal de exito , pero cuantas veces nos abocamos por preguntarnos si nuestra empresa tiene un buen branding, si la gente realmente quisiera o moririra por trabajar con nosotros, pero mas aun que pasa con nuestros empleados? cambio la percepcion una vez contratados es decir antes decia : “ojala yo pueda trabjar en x empresa” y ahora “No veo la hora de salirme” a veces como gente de RRHH nos olvidamos de que no solo es capturar el talento externo si no es hacer que el talento existente nos siga viendo como una buena empresa para trabajar.

  5. Asi mismo es; todos estamos en el mismo plano de comunicación. Se han roto las jerarquías y se abren espacios para la participación. El punto está en como la empresa puede evitar un comentario malintencionado que pueda dañar la imagen de sus servicios o productos Creo que la empresa debe controlar sus intereses como empresa, la de sus accionistas y la de sus clientes.
    En fin si lo que busca la empresa es promocionarse para transmitir sus cualidades en cuanto a empleador siempre regulara a fin de evitar complicaciones que vayan más allá de dañar su imagen. Las redes sociales tienen un limite que empieza donde los intereses de cada participante llega. Puedes estar o dejar de estar en cualquier momento todo depende de como las manejes de tus objetivos y del resultado…

Deja un comentario