Facebook tiene más de 640 millones de usuarios, unos 2.000 millones de dólares anuales de ingresos y está valorada en más de 65.000 millones de dólares. Pero lo más importante de Facebook es, sin duda, su capacidad innovadora.

Tuve la suerte de conocer hace dos semanas a Paul Adams (@padday), responsable de innovación y desarrollo de nuevos productos en Facebook, y me sorprendió ver que su innovación tiene que ver con entender el comportamiento de las personas y no con la tecnología , tiene que ver con entender lo que motiva a las personas a actuar de la manera que lo hacen.

Las personas vivimos en red, cuando vamos al trabajo, cuando vamos de compras, cuando practicamos deporte... el reto es entender cómo son esas redes. Las personas tenemos múltiples e independientes redes de relación, grupos no muy numerosos que tienen que ver con tu familia, tus aficiones, con la evolución de tu vida y con las experiencias compartidas.

La web está siendo reconstruida alrededor de la gente. La gente vive en Red. La Red determina cómo las personas se influyen mutuamente” éste fue el eje de su interesante presentación en San Francisco, explicando la base de innovación de Facebook http://slidesha.re/ihifr7

En definitiva, las redes sociales están profundizando en un comportamiento humano ancestral, la necesidad de relacionarnos en Red: escuchar, compartir y co-crear. Éstas son las bases de la web 2.0 y las personas nos hemos volcado en las redes sociales porque nos son útiles para nuestras relaciones. Están aquí para quedarse. Y al quedarse están transformando nuestra sociedad, nuestras empresas, la educación y el liderazgo. Las compañías que no se adapten a la innovación digital morirán.

las redes sociales están profundizando en un comportamiento humano ancestral, la necesidad de relacionarnos en Red: escuchar, compartir y co-crear. Clic para tuitear

 

Hace unos días tuve, también, la suerte de escuchar en Madrid, a Charlene Li (@CharleneLi) en el seminario organizado por HSM sobre Estrategias en redes sociales, http://ow.ly/1c9SJa . Y en la entrevista realizada por El País, Charlene, también insistió en estos términos: “MySpace cayó porque no innovaban; dejaron de evolucionar. Al contrario, Facebook innova constantemente; es algo que hace muy bien” http://ow.ly/4C3ba

Ella es una de las 50 personas más influyentes de Silicon Valley. Predijo la importancia de las redes sociales y fue pionera al recomendar a los empresarios que invirtieran en ellas. Dos libros marcan su trayectoria: El Mundo Groundswell: cómo aprovechar los movimientos sociales espontáneos en la Red y Liderazgo abierto: cómo las nuevas tecnologías transforman.

Charlene Li profundizó a lo largo de 5 interesantes horas en lo que según ella es la necesaria innovación de las empresas y del liderazgo: las redes sociales.

¿Qué pagarías por escuchar a tus clientes? Y ¿si además lo pudieran escuchar todos tus empleados y lo hicieran en tiempo real? Usando los medios sociales podemos aprender a escuchar, “atrévete a poner el nombre de tu empresa en search.twitter.com y observa. ¡Es gratis!” indicó Charlene.

Insistió en que las tres claves para innovar con una eficiente gestión de redes sociales en una empresa son: estrategia, liderazgo y formación.


ESTRATEGIA

Debemos marcar objetivos para cada uno de los tres niveles de aplicación del 2.0 en las empresas: a nivel Corporativo, en el Modelo de negocio y en la Marca.



No se trata de buscar ‘tuits’, frases en el muro o número de seguidores sino de participar y crear conversaciones significativas para el beneficio de tu organización. Saber ¿dónde están tus clientes en Internet? ¿En qué información o personas confían tus clientes? ¿Cuál es su influencia? ¿Cómo se comportan? Deben ser el tipo de objetivos que debemos fijar.

Se deben medir y monitorizar los medios sociales para anticiparnos a la demanda de los clientes.

Y debemos empezar por compartir qué es el primer nivel del “engagement” . No es suficiente estar en Facebook o Twitter, hay que buscar el contacto relacional.

Se trata de conversaciones, no de mensajes; de personas, no de empresas; de continuidad, no de episodios” resumió muy bien @prosales.

 

LIDERAZGO

Insistió en que muchos de los directivos no están preparados para escuchar críticas de sus clientes o empleados y convertirlas en oportunidades. Y deben prepararse para hacerlo así como para entender el nuevo entorno digital.

Un líder, ahora, no es quien dice ‘es por allí’ sino el que dice ‘sígueme’ y lo consigue. El liderazgo no se impone, se merece. La clave del liderazgo en empresas abiertas a las redes sociales es eliminar el control pero permanecer al mando.

Se está produciendo un nuevo paradigma en la organización: de modelos centralizados y democráticos a modelos de consenso y distribución. Debemos crear una cultura de compartir en la empresa.

Y sobre todo debemos crear organizaciones que permitan el error como mecanismo de aprendizaje. “Falla rápido, falla inteligentemente: podemos fallar, pero debemos aprender rápido”.

 

FORMACIÓN

Debemos preparar y formar a todos nuestros empleados en el uso de las redes sociales.

Deben ser ellos los que participen de la conversación de la empresa. Por ejemplo Bestbuy tiene a 2.500 empleados ayudando a sus clientes en Twitter @twelpforce



El último estudio realizado a los CEO´s del Fortune 500 indicaron que la principal característica de un CEO debería ser la capacidad innovadora.

Innovación es sin duda uno de los grandes conceptos de nuestro tiempo. Y la Innovación no es solo Visión sino capacidad de Ejecución. Pero no me gustaría finalizar este artículo sin hablar de uno de los grandes libros sobre innovación que han caído entre mis manos -gracias a Helena López- y que os recomiendo: Visionomics de Alfons Cornella (@acornella), en él indica 12 ideas fundamentales sobre la innovación:

1. No hay innovación sin innovadores.

2. Innovar en los procesos y/o en el valor final.

3. La presión por innovar depende del sector.

4. El motor equivale a ideas x valor= resultados.

5. Saber transformar ideas en un valor diferencial.

6. Innovación es lo que el mercado acepta.

7. Superar los 3 retos: tecnológico, de ejecución y de mercado.

8. Crear equipos multidisciplinares.

9. Hibridar, innovar a partir de productos existentes. Una fórmula inmejorable para innovar.

10. Incluir la gestión de la innovación en el día a día.

11. Conectar el talento con los recursos.

12. Saber marcar los límites.

 

En la coyuntura actual, la innovación es, sin duda, la única posibilidad de sobrevivir. Tú y tu empresa, ¿estáis preparados para innovar?

¿Te ha gustado? Compártelo

Presidenta y fundadora de Íncipy, consultoría de transformación digital e Inesdi Digital Business School. Consejera y fundadora de Indigital Advantage headhunter de perfiles digitales, Increnta e Incúbame (Ingroup).
He fundado o relanzado más de diez compañías, todas ellas enmarcadas en Internet y la Economía Digital como womenalia, voltimers, telemaki… He sido Vicepresidenta de Adigital (actualmente en su junta directiva), CEO de la División de ecommerce del Grupo Planeta, presidenta del grupo muchoviaje.com así como Directora de marketing e innovación en Deutsche Bank.
follow me

Nos interesa tu punto de vista

19 comentarios en “Sin innovación, la empresa no sobrevivirá.

  1. Hola Joana,
    ¡Enhorabuena de nuevo por tu post! Totalmente de acuerdo, la innovación es la clave para el avance de las empresas y más todavía en la época 2.0 en la que todos estamos inmersos. Pero la innovación, sin personas capaces de crearla, no aparece. Es por ello que las empresas tienen que invertir en talento y rodearse de los mejores profesionales; yo creo que esa es la verdadera clave de la innovación: el capital humano.
    Un abrazo,
    Susana

  2. Enhorabuena por el post, sin duda muy completo.
    Hay una cosa que me llama la atención y por la que reflexiono a menudo, y es si es tan importante el término «escuchar» al cliente como el término «observar» al cliente.
    Soy consultora de innovación, dirigo una escuela de formación en innovación y con el paso de los años me he dado cuenta que las personas podemos mentir al hablar, pero es muy díficil que mintamos cuando «hacemos». Por eso, por ejemplo, pienso que la una buena metodología de innovación no se basa en escuchar sino en observar, y el trabajo de campo que se realiza previo a la ideación o a la fase de generación de nuevas soluciones debe estar basado en técnicas de antropología social más que en mediciones de audiencia y técnicas similares…
    En lo que respecta a la formación, esta mañana leía el último informe de competencia digital emitido por ite y pensaba «¿por qué lo llaman competencia cuando están hablado de herramientas?» En la formación en innovación se está tendiendo peligrosamente a éso, a hablar de herramientas de uso, obviando la columna principal de todo aprendizaje: la experimentación de las propias emociones. En innovación se producen sensaciones cercanas al miedo, a la frustración, a la incertidumbre… Es importante incluir en los procesos formativos métodos que permitan a los «alumnos» en innovación sentir y experimentar con esas emociones. Si no, la tendencia natural será la huída y volver al lugar seguro. Y volver a lugar seguro, es de todo, menos innovar 😉
    Un saludo.

Deja un comentario

Suscríbete

Suscríbete para no perderte ninguna publicación. Te avisaremos por email cada vez que haya novedades.