Te adelanto la respuesta, ¡¡no lo vas a ser!! Sin embargo, te doy una buena noticia: puedes ser un gran emprendedor que consiga una empresa muy rentable y por qué no, con los años, tu negocio te podrá dar bastante dinero.

rrssblogCuando hablo con inversores de capital riesgo, siempre suelen decir que, de cada 10 inversiones, aproximadamente 9 fracasan y 1 les sale muy rentable compensando con creces otros fracasos.

¿Por qué hay que conformarse con tan poco ratio de éxito?

Siempre me ha obsesionado romper esta ecuación. De las 9 empresas que he ayudado a fundar, 6 son rentables (unas más que otras) y 3 están en la fase inicial de startup con muy buenas perspectivas.

¿Cuál es el gran problema de las startsups? Nos han vendido que cualquier startup puede ser la próxima Twitter, Linkedin, Facebook, Google, etc... y ésa es una gran mentira.

No tenemos en cuenta que en esas empresas tan exitosas que valen miles de millones, se han invertido cientos de millones de  dólares.  Y cuentan con cientos de programadores, diseñadores, etc... ¡Tienen unos medios con los que nuestra startup nunca contará! Por lo menos, de momento...

Tomemos el caso de Linkedin como ejemplo. Linkedin recibió en 2003, sin tener todavía la web operativa, una inversión de Secuoya de $3,5M. Y al cabo de 1 año, Greystoke invirtió 10 millones. Después, ambas empresas han invertido en conjunto más de $100M hasta que en 2011 Linkedin salió a bolsa y claro, ambos multiplicaron su inversión por más de 15 o 20 veces.

Y así se ha conseguido tener un "Linkedin" con más de 225 millones de usuarios en el mundo.

Volvamos a nuestra realidad. Lo normal es que el emprendedor, monte su empresa con sus medios, consiga un poco de financiación con friends and family y trabaje como un negro sin cobrar un duro para sacar el proyecto adelante...

El siguiente paso es tratar de encontrar financiación de business angels y del capital riesgo. Sin embargo, este camino es muy difícil. De momento, hay pocas startups en España que consiguen un "sí" en este estadio tan arriesgado donde el emprendedor todavía ha demostrado muy poco.

Según Alan Wells, en su post Clear Eyes, Full Heart: Beating The Series A Crunch , se calcula que solo en USA este año, habrá más de mil de startups que captaron capital al principio pero no podrán encontrar capital en su segunda ronda. Estas empresas, irremediablemente morirán por falta de financiación.

solo en USA este año, habrá más de mil de startups que captaron capital al principio pero no podrán encontrar capital en su segunda ronda. Estas empresas, irremediablemente morirán por falta de financiación. Clic para tuitear

¿Cuántas startsups en España morirán este año porque no encuentran financiación? Además de la dificultad en encontrar financiación, se junta otro factor y es que la empresa no va tan bien como creíamos que iba a ir.

¿Y qué hacer cuando las cosas no funcionan como se esperaba? Casi siempre, en las startups, las expectativas no se cumplen. Las cosas son más difíciles de lo que pensábamos en un inicio. Captamos menos usuarios de los que esperábamos, facturamos mucho menos de lo previsto, y gastamos más de lo esperado.

Es fácil pensar que tu única opción es cerrar e intentarlo de nuevo con otro proyecto. Este camino, a pesar de que es duro para un emprendedor, es el más fácil.

Hay una cosa que tienen en común todos los grandes CEOs: nunca se rinden.

Entre esas startups que morirán por falta de financiación, estoy convencida que podría haber empresas rentables (grandes o pequeñas) si hubiese habido la necesaria persistencia, flexibilidad y orientación en el momento adecuado. Las grandes empresas nacen precisamente de ese periodo duro de "los intentos por sacarla adelante"

En esta situación, mi recomendación es hacer 3 cosas:

1. Reconocer nuestra realidad.

Los fundadores siempre somos optimistas. Es fácil pensar que, si añadimos esto o lo otro al producto, o si firmamos este acuerdo de colaboración vital, eso hará que el proyecto encuentre finalmente su piedra filosofal para salir adelante y llegue así la financiación de terceros que nos permita hacer una gran startup.

Pero nunca es así, lo mejor es ser muy realistas y ser honestos con nosotros mismos. Desafortunadamente a los emprendedores no nos gusta hablar de lo que no estamos haciendo bien en nuestras empresas.

En esos momentos es muy bueno salir fuera y contrastar nuestras visiones, instintos y emociones. Es muy recomendable hablar con Expertos que hayan pasado por experiencias similares o con nuestros inversores, que nos ayudarán a tener una visión objetiva sobre las tendencias y el mercado. En el Consejo de Expertos de Womenalia podrás encontrar unos cuantos con los que tratar estos temas.

Tenemos que dibujar el camino claro a seguir y es crítico entender por qué las cosas no van bien. Hay que obsesionarse con encontrar la solución, la salida, tu piedra filosofal...

2. Entender por qué, de momento, no eres invertible.

Para que un proyecto vaya bien es necesario tener:

  1. El equipo adecuado.
  2. El producto correcto.
  3. Para el mercado idóneo.
  4. En el momento adecuado.

Contar con estas condiciones es complejo y difícil al principio.

Para conseguir inversores en España, tienes que cumplir dichas condiciones, además de que sea un proyecto escalable y mucho más fácil si se trata de un modelo de negocio que haya triunfado fuera.

En esta fase de los proyectos, es muy difícil conseguir financiación. No digo que no sea posible, pero es difícil conseguir financiación si tu proyecto es una idea absolutamente nueva o no ha dado pruebas de que "puede ser rentable" o "muy viralizable", etc.

3. Solo una salida: centrarse en conseguir ingresos y reducir gastos fijos al máximo.

Cuando vienen malos tiempos, hay que hablar con el equipo y comentar la situación. Hay personas que estarán dispuestas a seguir en peores condiciones, apostando por el proyecto y otros no. Normal.

Ya no podremos darnos el lujo de centrarnos en el crecimiento de usuarios.  Lo más importante es la monetización. Si no se puede ofrecer la aplicación o el servicio de forma gratuita, tendrá que ser de pago, aunque perdamos usuarios. No nos interesan los usuarios que no están dispuestos a pagar por ello.

Y quizás no montemos el nuevo etsy.com o airbnb.com, pero ése es el camino para encontrar un modelo de negocio rentable, que no nos hará multimillonarios pero sí nos permitirá con el tiempo ganarnos muy bien la vida.

Y quién sabe, con persistencia, flexibilidad y algo de suerte, sí podremos montar un proyecto que dé mucho de qué hablar...

¿Te ha gustado? Compártelo

Elena Gomez Author
CEO de www.BebedeParis.com- Presidenta de Womenalia- Ex-Presidenta en Adigital 2007-2017(Asociación Española de la Economía Digital) – Accionista y consejera en 7 startups.: www.incipy.com, www.inesdi.com, www.cocunat.com. www.brainsins.com, www.gopopup.com –
Lo mío es emprender, comenzar e impulsar nuevos proyectos empresariales.
follow me

Nos interesa tu punto de vista

3 comentarios en “¿Quieres ser el fundador del próximo Twitter, Linkedin o Facebook?

  1. Hola Elena,

    si de 9 que has invertido, 6 funcionan y 3 están empezando, viendo todos los datos que manejan sobre startup, lo que si es seguro, que tienes muy buen “olfato”, o tu equipo! Felicidades!
    Salud.

    Lorenzo Buitrago.

  2. De lo más sensato que he leído en mucho tiempo. Hay que encontrar el equilibro entre el éxito rápido que nos venden y que es irreal, y el derrotismo por parte de los mensajes y realidades que llegan por parte de la Administración y el Gobierno.

    Supongo que la forma de la que hablas del equipo para mí es la fundamental. En los malos tiempos es cuando se consolida una empresa, y ésta está formada por personas. Que apuesten por un proyecto ya es una gran satisfacción.

    Joana Sánchez (la que no es conocida) 🙂

  3. Que bueno es leer este tipo de artículos de vez en cuando. A la vez realista y optimista. El problema de muchos emprendedores, es que quieren ser el nuevo Facebook. Está muy bien tener ambición y visión, pero esas empresas son casos muy excepcionales y cuentan desde el inicio con medios inalcanzables en España. Hablabas de Linkedin, pero, ¿qué decir de Amazon? Sin la confianza casi ciega de sus inversores, la empresas de Jeff Bezos habría tenido que cerrar ya que tardó muchos años en ser rentable.
    De hecho, eso es un punto interesante: si para que un proyecto tenga beneficio, hay que invertir mucho en él, y pasar por varias rondas de financiación, igual es que el planteamiento no es el adecuado. ¿Por qué no empezar por procurar ganar dinero a pequeña escala, consolidar el modelo y entonces buscar inversores para crecer? Al fin y al cabo, demostrar que el modelo funciona es mejor que el más bonito de los planes de negocio.

Deja un comentario