Una vez, Sara, mi querida amiga y socia en www.bebedeparis.com me dijo esta frase: Lo que sucede, conviene. Cuando me la dijo hace 15 años, no le di mucha importancia a lo que significaba la frase, pero con los años me he dado cuenta del gran sentido que tiene.

Solo hay un momento en la vida, en el que "lo que sucede, no conviene", y es en el momento durísimo en que llega una enfermedad grave o la muerte de alguien al que quieres. Ese momento tan terrible, no conviene jamás.

Pero en el resto de experiencias en la vida, lo que sucede, conviene. Este post también lo podría haber titulado ¿cómo recuperarse de las grandes decepciones?

Yo como emprendedora, tiendo a ser optimista y ver la botella medio llena, pero lo cierto es que la vida tanto profesional como personal te trae, en algunos momentos, grandes decepciones: personas que creías que eran buena gente, que no lo son; amigos, que creías amigos de verdad, que no lo son; empleados que creías confiables, que no son...

En general, pienso que el ser humano es bueno por naturaleza. Puedo contar con los dedos de una mano las personas que conozco que podría calificar de "verdaderamente malas". Pero las hay, y a veces es difícil reconocerlos... Esas personas que son tan tóxicas, que lo mejor es que los sucesos y la vida, te alejen de ellas y cuanto antes.

He conocido a pocas personas malas, pero las que he conocido han hecho muchísimo daño a gente que quiero. Desde fuera, tú puedes ver claramente cómo son, sin embargo, a veces, es necesario que pase algo muy grave para que la persona que quieres abra los ojos, se dé cuenta y se libere. En ese momento, ese suceso, aunque sea muy duro, conviene.

Pero me quiero centrar más en este post en las grandes decepciones, que a veces tenemos los emprendedores en el terreno profesional. He aprendido por experiencia, que aunque hoy hayas tenido un gran chasco profesional, al cabo del tiempo, empiezas a ver que aquél suceso era lo mejor que te podía pasar.

 

emprender

 

Tengo muchísimas experiencias propias y ajenas que me lo demuestran continuamente.

Me contaba un gran amigo, también emprendedor que, hace 3 años, buscaban capital desesperados para para sacar adelante un gran proyecto. Por fin, después de mucho buscar, encontraron una empresa que decidió invertir los 300.000€ que necesitaban para el desarrollo del proyecto. Negociaron el contrato, y tenían ya cita en el notario para ir a firmar la operación un lunes. Pues el viernes anterior a ir al notario, recibió una llamada, que la empresa se echaba atrás. Para él fue el peor fin de semana de su vida. No sabía ni como decírselo al equipo... Pues bien, a los 3 meses consiguió el doble de capital y de unos socios que le aportaban mucho más. Al cabo de 1 año, la empresa que se había echado atrás en la operación, quebró.

Otro caso de otro buen amigo, que después de negociar casi un año la venta de su empresa, y tener un acuerdo, a última hora, la empresa que debía comprar, paraliza la operación. En ese momento, se te echa el mundo encima. Has estado casi un año dedicándote a ello y se viene todo abajo.

¿De dónde sacas la motivación para seguir luchando por tu empresa, tu equipo?  Yo la saco de mi frase favorita: lo que sucede, conviene. Tengo el convencimiento total y la vida me lo ha demostrado, que a pesar de un fracaso, si lo sigues luchando, llega algo mucho mejor de lo que esperabas.

Como emprendedora, hay momentos en los que casi has tocado el cielo con una noticia maravillosa, que luego, por los motivos que sean, se ha estropeado. En ese momento, se te cae el mundo. Tanto luchar y luchar, por fin llega la buena noticia, te mueres de alegría y de repente, zas, en un momento, se cae, se estropea...Ufff.

El día a día de un emprendedor tiene eso, gestionar las decepciones, amortiguar el golpe y animar al equipo. ¿Cuántas veces se nos cae a los emprendedores un gran cliente o un inversor...?  Muchísimas. Esa función de animador ante el equipo, es básica.

El día a día de un emprendedor tiene eso, gestionar las decepciones, amortiguar el golpe y animar al equipo Clic para tuitear

Siempre digo que para ser emprendedor los "NOES" te tienen que dar marcha. Si por el contrario te deprimen, yo me dedicaría a otra profesión porque corres el riesgo de estar siempre deprimido. De 50 propuestas, 49 suelen ser "No" y tan solo una "SI".

Por eso es tan importante celebrar los "SIES". ¡¡Es tan importante celebrar los momentos buenos de la vida!! Y cuando llegan los "NOES"... ya sabes, con el tiempo verás que lo que sucede, conviene.  Siempre hay luz al final del tunel...

 

¿Te ha gustado? Compártelo

Elena Gomez Author
CEO de www.BebedeParis.com- Presidenta de Womenalia- Ex-Presidenta en Adigital 2007-2017(Asociación Española de la Economía Digital) – Accionista y consejera en 7 startups.: www.incipy.com, www.inesdi.com, www.cocunat.com. www.brainsins.com, www.gopopup.com –
Lo mío es emprender, comenzar e impulsar nuevos proyectos empresariales.
follow me

Nos interesa tu punto de vista

2 comentarios en “Lo que sucede, conviene

Deja un comentario