Hace unos días asistí a una reunión en una gran empresa española para presentarles el Programa "Baby Friendly Companies" que acompaña a los padres recientes en ese momento tan feliz que es cuando van a tener un bebé.

Comentamos en la reunión lo importante que es ese momento sobre todo en la vida laboral de la mujer ya que, en muchos casos, hace que su carrera profesional se frene y las empresas pierdan talentos muy valiosos. Comunidades profesionales como Womenalia ayudan también a las mujeres en ese momento tan vital.

Al terminar la reunión, uno de los asistentes comentó la gran problemática que existe para encontrar trabajo a partir de los 50. Y me puse a analizar esta realidad.

De hecho, Expansión publicó recientemente un artículo con los datos principales de este problema que afecta a nuestra sociedad:

  • Un 15% de las personas que buscan empleo superan los 55 años. En 2025, los sénior aumentarán un 20,5% en España y la cifra de jóvenes se reducirá un 15%.
  • La última Encuesta de la Población Activa arroja una cifra de casi medio millón de parados mayores de 55 años, cerca del doble de los que existían hace diez años.
  • Una de cada tres personas mayores de 55 años manifiesta su firme intención de emprender en 2019.
  • Fundación Adecco apunta que más de la mitad (52%) de los currículos de los profesionales mayores de 55 años son descartados de forma automática por los reclutadores, esencialmente debido a prejuicios relacionados con unas "competencias desfasadas" o con "dificultades para encajar en una plantilla mayoritariamente joven".

Más de la mitad de los currículos de los profesionales mayores de 55 años son descartados de forma automática por los reclutadores, esencialmente debido a prejuicios Clic para tuitear

Conclusión: hay mucha gente por encima de los 50 que quiere trabajar, que tiene una experiencia increíble, y se les está discriminando por la edad. ¡Y este talento no se puede dejar escapar!

Recientemente, en Bebé de París publicamos un anuncio de un empleo: queríamos contratar a alguien para el servicio de atención al cliente. Necesitábamos una persona con experiencia de al menos 2 o 3 años en atención al cliente y con un nivel de inglés muy alto.

En una semana nos llegaron más de 300 curriculums, de los cuáles, 200 eran de mayores de 50 años. Había muchísima gente válida: con experiencia en multinacionales, con idiomas, con muchas ganas de trabajar... solo buscábamos una persona pero hubiéramos contratado a 20 con gran valía. Es una pena que se pierda todo ese talento.

Esta experiencia en la selección de una persona para mi equipo me ha permitido resumir en diez consejos para conseguir empleo a partir de los 50 años. También hay varios artículos interesantes sobre el tema en los que me he inspirado, muy recomendables, que podéis leer aquí, aquí y aquí.

Diez consejos para conseguir empleo a partir de los 50

  1. Demuestra que tienes ganas de aprender y, sobre todo, fórmate en habilidades digitales.
    Hay escuelas, presenciales y online, como Inesdi, cuyos alumnos salen mayoritariamente con empleo. Existe gran demanda en las empresas de profesionales bien formados en habilidades digitales como marketing digital, e-commerce, etc.Demuestra que sigues formándote y que, sea cual sea el desafío, vas a dar lo mejor de ti. Esa actitud es de las más valoradas.
  2. Ser optimista ayuda a encontrar trabajo. No te dejes desanimar por los estereotipos.
    Cuando una persona entra en una entrevista de trabajo tiene que ir con la convicción que es el mejor candidato para el puesto. Sonríe y confía en ti mismo: eso se transmite y tendrás muchas más posibilidades de conseguir el puesto.
  3. Elabora un currículo para cada oferta.
    Es muy importante poseer varios modelos de currículums para ofrecer a cada una de las empresas el perfil que está buscando. Escribe también una buena carta de motivación en la que expliques qué puedes aportarle a esa empresa con tu experiencia. Para ello tienes que investigar en profundidad qué hace la empresa para la cuál optas al puesto. Esto es algo que hace poca gente y en cambio, ese conocimiento demuestra un interés destacado por el puesto.
    No trates de esconder la edad que tienes pero si no interesa que se fijen mucho en la edad, se puede optar por no poner las fechas de nacimiento ni de estudios y, por el contrario, sí dar relieve a la formación, los trabajos anteriores y, sobre todo, los logros concretos alcanzados. ¡Y que no sean muy antiguos! Aunque se tenga una experiencia laboral muy dilatada, basta con explicar la de los últimos 15 o 20 años como máximo.
    Es importante adaptar el currículum a cada situación y hacerlo atractivo. Hay muchas webs que te ayudan a hacer curriculums atractivos, como cvwizard, visualcv o zety.



  4. Busca empresas que te convengan
    Tener claro dónde quieres trabajar es fundamental para encontrar el empleo adecuado.
    Para empezar, lo mejor es que busques empleo en empresas pequeñas, ya que suele contar menos la edad que en las grandes. La mayoría de las grandes empresas optan por jubilaciones anticipadas y hay mucho menos hueco para mayores de 50 años.
  5. Sé activo en redes sociales, sobre todo en Linkedin.                                                            LinkedIn es un portal esencial para encontrar trabajo. Si una persona no tiene perfil en él, será invisible para los cientos de reclutadores que de manera continua buscan candidatos en esta red social. Por ello, el perfil debe estar cuidado, con un currículum completo pero conciso, contenidos bien redactados y ordenados, además de contar con una buena foto. Intenta crear en Linkedin una buena red de contactos.
    Los mayores de 50 años con un buen perfil de LinkedIn tienen mucho ganado, pues muestra su capacidad para utilizar las nuevas tecnologías. Escribe artículos en LinkedIn, comparte contenido en Facebook y temas profesionales en Twitter...
    Por último, es conveniente que identifiques a personas que trabajan en las compañías que te gustan, las sigas en redes sociales y comentes algunas de sus publicaciones.
  6. Conocer dónde buscar empleo
    Para poder encontrar un empleo hay que saber dónde buscarlo. Una pista para saber a qué ofertas acudir es leer la experiencia que solicitan para el puesto que se quiere cubrir. Si aparece la frase "más de 10 años de experiencia" quiere decir que no se excluye a personas de 45 o 50 años en adelante.También es importante conocer las webs específicas que se ocupan de desempleados mayores de 50 años, como Empleo senior o la Fundación Adecco, comprometidos con la tarea de buscar trabajo, asesorar y formar a los más maduros, Indeed, Infojobs, Linkedin, etc.
  7. Ser flexible ayuda a encontrar empleo
    Quien tenga 50 años o lleve varios años en paro, quizás deba plantearse que tiene que ser más flexible y rebajar las pretensiones. Hay que asumir que, tras la crisis, es difícil encontrar lo que se tenía antes. Estos años han supuesto que los sueldos sean más bajos y que las condiciones laborales no sean tan ventajosas.
    Sin rebajarse, se debe ser flexible y aceptar trabajos que gusten y para los que se esté preparado aunque no sea en un puesto tan bueno como los ostentados anteriormente ni con un salario tan alto.También hay que plantearse el trabajar como autónomos para distintas empresas que necesiten a alguien con nuestra experiencia. Esto último es mucho más fácil de conseguir: trabajar por proyectos.
  8. ¿Tienes contactos? ¡Tira de ellos!
    Tener una edad respetable y haber trabajado durante muchos años tiene la ventaja de contar con una agenda muy completa y variada. Es un buen recurso recurrir a esos contactos para que "muevan" el currículum o informen de posibilidades laborales que no se les da mucha publicidad.
  9. Busca asesoramiento especializado.
    En una entrevista con una consultora especializada o un head hunter recibirás información útil de mercado, puntos de mejora y aspectos a destacar en posteriores entrevistas. Recuerda que tu actual trabajo consiste en buscar un empleo.
  10. Paciencia y resiliencia.
    Habitualmente la búsqueda de empleo requiere plazos largos y en este proceso lo más probable es que nos encontremos con negativas que no serán fáciles de superar ¡No hay que arredrarse!
    ¡Sé positivo y constante! Intenta no perder la esperanza a la primera de cambio ya que en algunos sectores es especialmente complicado la búsqueda de empleo en España y en ciertas franjas de edad más aún. La tenacidad suele ser amiga de los buenos resultados. Además, las ganas de trabajar y el buen humor son un gran activo para cualquier compañía.

 

¿Te ha gustado? Compártelo

Elena Gomez Author
CEO de www.BebedeParis.com- Presidenta de Womenalia- Ex-Presidenta en Adigital 2007-2017(Asociación Española de la Economía Digital) – Accionista y consejera en 7 startups.: www.incipy.com, www.inesdi.com, www.cocunat.com. www.brainsins.com, www.gopopup.com –
Lo mío es emprender, comenzar e impulsar nuevos proyectos empresariales.
follow me

Nos interesa tu punto de vista

Deja un comentario

Suscríbete

Suscríbete para no perderte ninguna publicación. Te avisaremos por email cada vez que haya novedades.