El 90% de los jóvenes universitarios, cuando eligen carrera, no la eligen por vocación sino por descarte de lo que no les gusta, o aconsejados por sus padres, por sus amigos, o eligen una carrera comodín (derecho, empresariales, etc...).

A los 18 años es muy difícil saber qué es lo que más nos gusta y qué queremos ser en el futuro.

Luego, a medida que vas madurando y vas conociéndote más, la vida te va llevando hacia el trabajo donde mejor te puedes desarrollar y es más adecuado a tu personalidad.

Estudié derecho e hice un máster en derecho comunitario en Bruselas, sin ninguna vocación. Y empecé mi carrera profesional haciendo unas prácticas en un bufete de abogados, me di cuenta que lo de ser abogado no iba conmigo.

¡No pasa nada! Una carrera hoy es una "commodity", es algo siempre útil, es un punto de partida para encontrar un primer empleo. Pero tienes todo el camino de la vida por delante para ir diseñando tu carrera profesional.

Mi primer trabajo fue en una asociación empresarial, Aniel (ahora AMETIC), llevando las relaciones con Europa y aprendí mucho. De ahí encontré trabajo como Gerente en otra Asociación, AEMD (ahora Adigital). Y en el año 2000 tuve mi primera idea empresarial y me di cuenta que lo mío era ser emprendedora y montar mis propios proyectos empresariales. Tenía 36 años.

Nunca lo planeé así. Simplemente fue viniendo de una combinación entre empezar a tener ideas de negocio que quería llevar a la práctica y mi búsqueda de un trabajo donde me sintiera útil y realizada.

Antes, una carrera profesional bien trabajada, se caracterizaba por una progresión constante hacia arriba - tanto en responsabilidad como en sueldo. Mi madre me decía: "tú colócate y al cabo de los años, en la misma empresa, llegarás muy lejos".

En un futuro, las carreras se caracterizarán más bien por movimientos laterales donde buscaremos cuál es el lugar que se adapta mejor a nosotros y dónde vamos a conseguir los conocimientos más útiles para nosotros. En general, no duraremos muchos años en una misma empresa.

En un futuro, las carreras se caracterizarán más bien por movimientos laterales donde buscaremos cuál es el lugar que se adapta mejor a nosotros Clic para tuitear

Esto se debe a que el mundo empresarial está cambiando rápidamente... y el ritmo de ese cambio sólo se va ir acelerando. Las tecnología y la globalización están alterando todos los sectores; eso quiere decir que lo que funcionó durante décadas, ahora ya no funciona.

Estos cambios provocan que sea muy probable cambiar de trabajo varias veces, que tengamos que adaptarnos a cambios constantes de estrategias y de jefes, que trabajemos en otros países... Todo esto puede parecer negativo. Pero también significa, que nuestras opciones de carrera aumentan, si estamos abiertos a ellas. Para ello es necesario tener un buen perfil profesional en redes como Linkedin o Womenalia y trabajar nuestros contactos profesionales que nos podrán ayudar el siguiente paso en nuestra carrera profesional.

 

womenalia

 

Estudiar o trabajar en otros países enriquece muchísimo tu visión del mundo. Algunos políticos califican de negativo que nuestros jóvenes tengan que irse al extranjero a trabajar. Yo lo considero magnífico y una gran oportunidad para aprender idiomas, otras culturas y en definitiva, vivir y adaptarse a la globalización.

También mucha más gente se lanzará a ser autónomo o a montar su propio proyecto empresarial. Puede que no sea fácil iniciar un negocio hoy en día, pero es mucho más fácil - y menos costoso - de lo que ha sido históricamente. Ahora es mucho más barato todo lo relacionado con la tecnología, hay incubadoras donde es más barato empezar, podemos hacer video conferencias en lugar de viajar, se puede conseguir dinero a través del crowdfunding, se puede contratar trabajadores autónomos part time...

 

Trabajador

 

La realidad es que cada vez hay menos fidelidad del empleado con el empleador y viceversa.  Y sobre todo entre los millennials, hay una tendencia muy marcada a ser autónomo/freelance ". ¿Por qué trabajar para una empresa si puedo trabajar desde mi casa, o desde París? ¿Por qué tengo que ir todos los días (al lugar de trabajo) para perder tiempo de viaje si lo puedo hacer desde mi casa y voy a ser más productivo?"

Nuestra economía va hacia un modelo laboral enfocado hacia los empleos parciales y los trabajos por proyectos individuales. Algunos políticos lo califican de precarización del empleo, y otros expertos lo consideran un cambio de modelo laboral, pero, en cualquier caso, una tendencia parece estar clara: el modelo de empleo tradicional, con contrato indefinido, tareas claras y cierta estabilidad, está desapareciendo paulatinamente. En EEUU, el 34% de la gente ya trabaja como freelance.

Y en las grandes empresas, también se están acabando las grandes oficinas, los grandes despachos cerrados, tener una secretaria para uno mismo... Me acuerdo cuando antes los directivos ni tenían ordenador y tenían una secretaria que les llevaba la Agenda y les filtraba las llamadas...

Antes, para ser un buen líder, había que ser fuerte, decidido y seguro. Ahora la clave del éxito de un buen líder será la curiosidad, una actitud abierta, una gran flexibilidad intelectual, empatía y saber ponerse en el lugar del otro y un buen manejo de la tecnología...

Para ser un buen líder en este mundo de cambios, hay que sentirse a gusto con la incertidumbre y estar preparados para fracasar. Esto puede ser difícil sobre todo para nosotras las mujeres que tendemos a personalizar más un fracaso y nos sentimos más a gusto con las certidumbres. Una parte del paquete del liderazgo es acostumbrase a las críticas. Y las críticas en redes sociales, etc...

En este mundo cambiante en el que hoy parece que estamos muy seguros en una empresa pero que mañana, igual perdemos nuestro trabajo, o probablemente nos hagamos autónomos o nos lancemos a emprender, lo más importante será tener preparación en: habilidades digitales, idiomas, temas financieros básicos (como llevar la cuenta de resultados de nuestra empresa), y sobre todo tenemos que saber convivir con la incertidumbre y tener una enorme curiosidad por adaptarnos a todo lo nuevo.

Así estaremos preparados para cualquier cambio que nos vaya a venir en el futuro y seguro que triunfaremos en lo que hagamos.

¿Te ha gustado? Compártelo

Elena Gomez Author
CEO de www.BebedeParis.com- Presidenta de Womenalia- Ex-Presidenta en Adigital 2007-2017(Asociación Española de la Economía Digital) – Accionista y consejera en 7 startups.: www.incipy.com, www.inesdi.com, www.cocunat.com. www.brainsins.com, www.gopopup.com –
Lo mío es emprender, comenzar e impulsar nuevos proyectos empresariales.
follow me

Nos interesa tu punto de vista

Deja un comentario