Voy a hablar de un tema del que, apenas se ha hablado este último mes...je,je,je......Wikileaks!!!

 

 

Hasta ahora se ha hablado mucho de las consecuencias que está teniendo el fenómeno Wikileaks en los gobiernos.

Quiero aportar una reflexión que nos sirva como directivos, a estar preparados para las consecuencias que tendrá este fenómeno (o semejantes) para las empresas.

Tengo claro que Wikileaks está cambiando definitivamente la gestión de la información confidencial dentro de las empresas. Aunque Wikilleaks desapareciera, nacerán otras plataformas similares, nacionales e incluso sectoriales. En principio el fénomeno Wikileaks afecta sobre todo e los poderes políticos, pero acabará afectando con toda probabilidad a las empresas. Sobre todo a sectores como: banca, farmacéuticas, medios de comunicación, etc...

Wikileaks está cambiando definitivamente la gestión de la información confidencial dentro de las empresas. Aunque Wikilleaks desapareciera, nacerán otras plataformas similares, nacionales e incluso sectoriales Clic para tuitear

Para ello, las empresas hemos de estar preparadas en 3 aspectos:

1. El primero y más importante es ser cada vez más transparentes. Fomentar la cultura corporativa basada en la confianza, honestidad, respeto, colaboración... Estableciendo así un clima interno adecuado. En definitiva ser una organización con valores 2.0.

2. Invertir en nuevos métodos para garantizar el secreto de las comunicaciones, principalmente en lo que atañe a nuestras innovaciones. Es importante proteger las inversiones en I+D ante cualquier fuga de información o vulnerabilidad.

3. Estar preparados y saber qué posición adoptaremos si indirecta o directamente nos afecta un caso así. Las consecuencias económicas pueden ser importantes:

  • Facebook y Google están siendo neutrales en el tema Wikileaks. Personalmente me parece la mejor postura hasta que no haya una condena definitiva por un tribunal.
  • Consecuencias para Amazon y Paypal que activaron medidas contra Wikileaks: los usuarios (a favor de Wikileaks) promocionaron una campaña en redes sociales para no comprar en Amazon y para cancelar cuentas Paypal. Habrá que analizar pasado un tiempo, los resultados económicos de estas campañas. Conocer si han descendido las compras en Amazon o el número de cuentas que se han cancelado en Paypal.
  • Consecuencias económicas de las webs caídas de Mastercard, Visa, Postfinance...¿Qué coste supuso para estas empresas el tiempo que sus webs no estaban operativas?
  • En el caso de Apple tras retirar la App de Wikileaks, ¿cuáles serán las consecuencias?

Por tanto las conclusiones para mí:

Las empresas tenemos que prepararnos ante estos posibles casos de revelación de secretos, nos toquen directa o indirectamente. Y la consecuencia más importante es que desde ahora la tecnología determinará que la política y las empresas sean mucho más transparentes.

Para terminar, dos frases recogidas de artículos de estos días sobre el caso Wikileaks:

Si Assange estuviera en China haciendo lo mismo, en occidente le hubiéramos llamado disidente y le habríamos dado un premio Nobel”

1958 un joven Rupert Murdoch, escribió: "en la carrera entre el secreto y la verdad, ganará siempre la verdad"

Y tú, ¿Qué opinas sobre las consecuencias económicas que tendrá el fenómeno Wikileaks en las empresas?

¿Te ha gustado? Compártelo

Elena Gomez Author
CEO de www.BebedeParis.com- Presidenta de Womenalia- Ex-Presidenta en Adigital 2007-2017(Asociación Española de la Economía Digital) – Accionista y consejera en 7 startups.: www.incipy.com, www.inesdi.com, www.cocunat.com. www.brainsins.com, www.gopopup.com –
Lo mío es emprender, comenzar e impulsar nuevos proyectos empresariales.
follow me

Nos interesa tu punto de vista

23 comentarios en “¿Qué consecuencias económicas tendrá Wikileaks para tu empresa?

  1. Es el tema de reflexión principal en los últimos tiempos. Creo que las consecuencias para las empresas ya han comenzado. Has citado una serie de ellas que ya han entrado en colisión con la filosofía de Wikileaks: transparencia, salvando aquellos aspectos de la información que pone en peligro la integridad física de las personas. En este punto, que tú has puesto en primer lugar, coincidimos absolutamente. También coincidimos en el segundo, aunque yo incrementaría a las estrategias generales y no solo a la I+D, pues esa parte es una más de lo general en cuanto a la protección del camino que cada empresa se traza para el futuro. En el tercer punto creo que entramos de lleno en la Comunicación de Crisis, y este esta es una vertiente que tiene sus propias reglas y tiempos. Las espadas están en alto y la batalla por la transparencia, que nos beneficiará a todos a corto, medio y largo plazo debe vencer sobre el oscurantismo y la doble moral que impera actualmente en las dinámicas políticas y empresariales.

    No podemos mantener esa desazón que supone para los ciudadanos o clientes ser sabedores de que se les dice una cosa y se hace otra, incluso la contraria, mientras que a ellos se les exige el cumplimiento estricto de las normativas y/o leyes para poder ejercer sus derechos. La transparencia nos hará fuertes como empresas, como clientes y como ciudadanos.

    Las políticas de comunicación empresariales se deben encaminar hacia un doble interés: los productos, servicios y contenidos de las empresas, y las necesidades y motivaciones de los clientes y grupos de interés. Además, hay que introducir una última reflexión: Ahora existen dos realidades que hay que atender: una que viene definida por la estrategia de comunicación general de la institución o empresa, y, una segunda que corre en tiempo real, imparable y fresca, que se materializa en las redes sociales. Ambas acciones han de correr solapadas y matizadas en los tiempos que cada una requiere, pero sin olvidar nunca que la verdad y la transparencia nos permitirá ser fuertes en los malos tiempos de comunicación de crisis, que siempre llegan, y pueden ser los más dañinos para la reputación corporativa.

    Bienvenida Wikileaks.

  2. Buen post y muy buena reflexión Elena.

    Para mi el caballo de batalla a futuro no será si la tecnología hará que la política, los medios de comunicación social y las empresas sean más transparentes, sino si las personas con responsabilidad en las mismas permitirán que los valores 2.0 serán su norte y asignatura de obligado cumplimiento y aplicación en beneficio de toda la sociedad.

    Wikileaks ha sido el punto de inflexión. Tomaremos todos buena nota de ello?

  3. Desde luego que la transparencia y el compromiso social de las corporaciones son cada vez más elementos diferenciadores entre las empresas (como en otros tiempos pudieron ser otros), no sólo de cara al mercado (ganar o perder clientes) sino también de cara a los propios empleados y directivos que, llegado en caso, y si ven que sus esfuerzos por conseguir que su empresa no se alinee con este «buen hacer» puedan decidir salir de la misma.

    No hace ni una semana que nuestro Presidente nos avisó de que se había llegado a un acuerdo con la justicia norteamericana, reconociendo la culpabilidad y aceptando una multa de más de 100 millones por prácticas inadecuadas sucedidas hace ahora cuatro o cinco años. El mensaje tenía, no obstante, una cara positiva, en el sentido de que hace más de un año hemos empezado una campaña de sensibilización interna con el mensaje de tolerancia cero ante cualquier práctica ilegal en el ejercicio del negocio (sobornos, conflictos de intereses, etc) de modo que esto no vuelva a suceder.

    Creo que la «buena gente» va a buscar trabajar en «buenas empresas». Yo no quiero trabajar en una empresa que usa malas prácticas, ¿y vosotros?

Deja un comentario

Suscríbete

Suscríbete para no perderte ninguna publicación. Te avisaremos por email cada vez que haya novedades.