Desde hace muchos años estamos lanzando iniciativas para que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres en el terreno laboral y que sus carreras no se vean interrumpidas por el mero hecho de ser madres.

De hecho, por ese motivo fundamos Womenalia y hemos creado los programas BabyFriendlyCompanies, para las empresas que priorizan la familia.

Hace pocas semanas han entrado en vigor una serie de medidas que van a favorecer la conciliación, la igualdad y la paternidad en las empresas. Destaco dos:

  1. La ampliación del permiso de paternidad.
  2. La implantación de planes de igualdad en las empresas.

Estas medidas, que son muy buenas de cara a conquistar la igualdad, también me gusta analizarlas como empresaria de una Pyme. Las empresas cada vez tenemos más y más cargas de obligaciones, distintas al objeto de la empresa, que hacen muy difícil sacar nuestras empresas adelante.

En este caso, aunque las Pymes lo podamos ver como "más obligaciones a cumplir", tenemos que pensar que pesa mucho más lo positivo de la aplicación de estas medidas ya que beneficiarán al final la productividad y la cuenta de resultados, ya que en la diversidad está la riqueza.

Ampliación del permiso de paternidad

Desde el 1 de abril, se amplían los permisos de paternidad por nacimiento para equiparar progresivamente a ambos progenitores. Para el progenitor distinto a la madre biológica se prevé la ampliación a 16 semanas. La ampliación será gradual: en 2019 hasta las 8 semanas; en 2020 hasta las 12 semanas y en 2021 hasta las 16 semanas.

Las primeras 6 semanas posteriores al parto o la adopción serán obligatorias para madres y padres, mientras que las 10 restantes se podrán tomar en cualquier momento durante el primer año de nacimiento del bebé. Los derechos serán igualitarios e intransferibles y se disfrutarán a jornada completa.

Con la nueva distribución de derechos por maternidad y paternidad, España se sitúa como uno de los países mas igualitarios de la Unión Europea, donde Suecia es el más equitativo e Italia y los Países Bajos, los que más se alejan de la paridad entre sexos.

Con la nueva distribución de derechos por maternidad y paternidad, España se sitúa como uno de los países mas igualitarios de la Unión Europea Clic para tuitear

¿Pero qué va a significar esto en la práctica?

Primero. Los que tenemos hijos, sabemos que el periodo de permiso de maternidad no es ni mucho menos un periodo de vacaciones. Son 16 semanas de mucho estrés de adaptación a tu nueva situación como madre o padre y de mucho trabajo para cuidar del bebé.

Hay muchos recientes papás que colaboran y mucho en las tareas con sus bebés pero todavía hay muchos que, al tener permisos de paternidad más cortos, colaboran mucho menos y se acostumbran a delegar en sus parejas las tareas con los bebés.

Esta igualdad en los permisos de paternidad, significará como una “nueva mili” para los hombres, pero una mili muy buena donde se adaptarán y aprenderán todas las tareas del cuidado del bebé que vienen realizando las mujeres, en la mayoría de los casos.

Por lo tanto esta medida implicará una distribución más equilibrada de las tareas del hogar. Y para el padre también será muy positivo convivir y disfrutar mucho más de su hijo.

Segundo. También significará que en los procesos de selección de las empresas, cuando entrevisten a un hombre o una mujer en edad de tener hijos, esa circunstancia sea absolutamente neutral y no cuente, cosa que hasta ahora no sucedía en muchos casos. Lo cual llevará a que los procesos de selección sean mucho más objetivos en cuanto este tema se refiere.

Tercero. Las empresas tenderán en muchos casos a contratar a alguien más senior, que ya haya tenido los hijos. Es una oportunidad para aquellos que hayan pasado esa etapa y si están buscando trabajo.

La implantación de planes de igualdad en las empresas.

Esta es la segunda medida importante. Un Plan de Igualdad tiene como finalidad eliminar cualquier tipo de desigualdad o discriminación que pueda darse en una organización por razón de sexo e integrar la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres como un beneficio básico de la organización. ¡En la diversidad está la riqueza!

La elaboración y posterior puesta en marcha de un Plan de Igualdad no solo se debe realizar para cumplir con la normativa sino que su implantación trae consigo numerosas ventajas entre las que destacamos:

Retención del talento. Optimización de los recursos humanos, aprovechando la importante formación que están adquiriendo las mujeres y los buenos resultados que ofrecen.

Mejora del clima laboral. Aumento de la reputación interna de compañía entre la plantilla.

Preparación para el futuro. Los equipos de trabajo se hacen más adaptables a nuevas formas de trabajo.

Reputación y mejora de la imagen de la empresa. Se proyecta una imagen más comprometida y socialmente valorada.

El nuevo Decreto ley contra la desigualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral, lo que hace es extender la obligación de contar con un Plan de Igualdad a todas las compañías de con una plantilla superior a 50 trabajadores (hasta ahora solo estaban obligadas las de más de 250 empleados).

  • En el 1er año, de abril 2019 a abril 2020, deberán tener Plan de Igualdad las empresas con más de 150 trabajadores;
  • En el 2º año, de abril 2020 a abril 2021, las de más de 100 trabajadores y,
  • En el 3erº año, de abril 2021 a abril 2022, el tercero, las de más de 50 trabajadores

El plan de igualdad debe ser debatido y aprobado por los órganos de representación de empresa, normalmente “Comité de Igualdad”  y la empresa debe llevar un Registro salarial con los valores medios de los salarios, complementos salariales y percepciones extrasalariales de su plantilla, distinguiendo entre sexos y distribuidos por grupos profesionales, categorías profesionales o puestos de trabajo iguales o de igual valor. Los representantes de los trabajadores tienen derecho a acceder a dicho registro.

La encargada de controlar que todo esto se cumpla es la Inspección de Trabajo. La entidad pública podrá imponer sanciones que varían entre la pérdida de las subvenciones, la negación de los beneficios de los programas de empleo y multas que oscilan entre 6.250 euros y 187.000 euros cuando no se tiene hecho un plan de igualdad o cuando éste no se cumple.

Desde Womenalia podemos ayudar a las empresas a implantar los planes de igualdad.  Y en este link tenéis toda la información sobre el servicio público de asesoramiento para planes y medidas de igualdad en las empresas.

Esperemos que poco a poco, con la implantación de este tipo de medidas, vayamos conquistando la igualdad.

¿Te ha gustado? Compártelo

Elena Gomez Author
CEO de www.BebedeParis.com- Presidenta de Womenalia- Ex-Presidenta en Adigital 2007-2017(Asociación Española de la Economía Digital) – Accionista y consejera en 7 startups.: www.incipy.com, www.inesdi.com, www.cocunat.com. www.brainsins.com, www.gopopup.com –
Lo mío es emprender, comenzar e impulsar nuevos proyectos empresariales.
follow me

Nos interesa tu punto de vista

Deja un comentario

Suscríbete

Suscríbete para no perderte ninguna publicación. Te avisaremos por email cada vez que haya novedades.