En las empresas, estamos todos bastante desconcertados.

¿Por qué? Entre la crisis y la revolución tecnológica que estamos viviendo, se respira un clima de incertidumbre.

Y es que estamos viviendo "el final de los negocios tal y como los conocemos". Oímos cada día que tenemos crisis de consumo, crisis de publicidad y la gente comenta: ¡a ver si se acaba la crisis! Pero hemos de ser muy conscientes de que los tiempos pasados no volverán.

La tecnología y la economía digital han cambiado para siempre la manera en cómo trabajamos, la forma de comunicarnos, la forma de compartir y de tomar decisiones.

Es lo que Brian Solis llama: la era perpetua darwinismo digital, es decir, que la sociedad y tecnología evolucionan más rápido que nuestra habilidad para adaptarnos en las empresas.
Y ante estos cambios, ¿qué puedo hacer yo en mi empresa?

Está claro, ¡tienes que diseñar una estrategia para beneficiarte de la economía digital o…te barrerán!

Tenemos que ser conscientes de que si seguimos sin hacer cambios significativos… acabaremos como han acabado muchas empresas de los sectores viajes, música, periódicos, editoriales… Que han sido los primeros afectados.
Para beneficiarnos de la economía digital lo primero que nos tenemos que preguntar es:
¿Quien va a ser mi competencia?

Si soy una empresa del "siglo pasado", mi competencia van a ser empresas que se están creando ahora con todas las ventajas de la economía digital.

Por lo tanto trataremos de hacer un ejercicio y pensar cómo montaríamos nuestro negocio o nuestra empresa si naciera hoy. Y nos vamos a hacer una serie de preguntas que coinciden con las principales ventajas de las empresas que se crean nuevas ahora:

1. ¿Tengo visión global?

Hay que tener estrategia global pero ejecución local. Todas las nuevas empresas nacen ahora con esta visión…Las nuevas empresas que nacen hoy piensan: de mi casa al mundo.

¿En cuantas lenguas debo tener mi web? ¿Puedo alcanzar otros mercados? Hay que tener en cuenta que la 2ª lengua del mundo es el Chino mandarín. En China, ya hay más de 500 millones de internautas, una clase media de 100 millones y 100.000 multimillonarios.

2. ¿Es mi empresa escalable?

Escalable es el modelo de negocio que es capaz de generar ingresos de forma mucho más rápida de lo que crece su estructura de coste. ¿Puedo escalar mi empresa y llevarla a otros países gracias a la tecnología? La web y las tecnologías móviles igualan a grandes y pequeñas empresas. La tecnología es cada vez más compleja pero más intuitiva, invisible y barata.

Desarrollar un proyecto de ecommerce hace 10 años podía rondar 1 millón €, pero ahora no hay barreras y el coste está al alcance de todos.

3. ¿Tengo una empresa flexible?

O por el contrario, tengo estructura de costes fija grande. Se están acabando los tiempos de las grandes oficinas, los contratos indefinidos y los contratos a tiempo completo...

Hay que tener en cuenta que en 2012, 1.000 millones de personas trabajarán desde sus casas y que las tecnologías nos van a permitir una mayor movilidad.

Además las estructuras tienden a ser más horizontales y colaborativas. Se potencia el empowerment de los empleados que tienden a ser más felices y ¡esa felicidad se transmite a los clientes! ¡Los empleados son los embajadores de la empresa! ¡Pero hay que dar libertad de actuación!

Dentro de las grandes empresas van a ser necesarias las redes sociales corporativas para aprovechar la inteligencia colectiva de todos los trabajadores. Y se está haciendo cada vez más imprescindible la formación en habilidades digitales e idiomas…desde el presidente hasta la recepcionista.

Dentro de las grandes empresas van a ser necesarias las redes sociales corporativas para aprovechar la inteligencia colectiva de todos los trabajadores. Clic para tuitear

¿Me aprovecho en mi empresa de todo lo anterior?

4. ¿En qué soy el mejor?

El futuro serán los negocios de nichos. Las nuevas empresas nacen con la competencia de los 2 grandes monstruos y nacen pensando:

-Si vendo bits, qué puedo vender que no pueda vender Google.

-Si vendo átomos: que puedo vender que no venda Amazon.

Por tanto, me tengo que preguntar: ¿qué propuesta de valor única tengo?

El Fundador de Starbucks comentó recientemente que las claves son: alma en el negocio, fe en el equipo, conexión con el cliente y hacer de la relación una experiencia... Eso es lo que nos hace ser únicos.

Pregúntate ¿en que soy único? ¿Estoy obsesionado por la experiencia de mi cliente?

5. ¿Vendo en internet todo lo que puedo o puedo vender más?

Todos sabemos del gran auge que está viviendo el ecommerce gracias a la entrada de grandes marcas, compras colectivas…

Pero ¿qué es lo más importante para vender mucho por internet? Generar confianza. Sin embargo, hoy no basta con ser El Corte Inglés para generar confianza.

Hoy día, además hay que respirar como empresas los valores 2.0: honestidad, humildad, generosidad, reciprocidad, colaboración, respeto, apertura, transparencia…

Para vender…Google adwords sigue siendo el rey y lo demuestran los ingresos de pago por clic que aumentaron un 18% en el segundo trimestre, y los coste por clic a los anunciantes crecieron un 12% en comparación con el segundo trimestre del año pasado.

Pero para escuchar, segmentar, dar mejor servicio…Facebook y Twitter y poco a poco la conversación se irá conviertiendo en el punto de venta.
Como dice @rcarpintier: este es el siglo de "la guerra por la atención”, pero esa atención hay que ir aprendiendo a monetizarla.

Otro punto importante en el ecommerce serán los móviles. Hay que tener en cuenta que el 35% ya entra en internet por el móvil, aunque todavía se vende sólo un 8% a través de estos dispositivos.

Muchísimas oportunidades

Todo lo anterior puede ser una gran oportunidad para nuestras empresas si diseñamos bien nuestra estrategia digital, o una amenaza si nos quedamos paralizados por el miedo al cambio.

Los consumidores demandarán productos y servicios únicos, de nicho, y las empresas tendremos muchísimas oportunidades dando respuesta a esa demanda gracias a la Economía Digital.

Ya que la Economía Digital es tecnología:

- Que nos acerca a nuestros clientes y empleados

- Que nos permite ser globales y escalables

- Que nos permite flexibilidad

- Que nos permite vender más

Diseña tu estrategia

Por tanto, a partir de ahora, diseñemos cómo queremos posicionar nuestras empresas en la Economía Digital y ¡adelante! No perdamos más tiempo.

¿Te ha gustado? Compártelo

Elena Gomez Author
CEO de www.BebedeParis.com- Presidenta de Womenalia- Ex-Presidenta en Adigital 2007-2017(Asociación Española de la Economía Digital) – Accionista y consejera en 7 startups.: www.incipy.com, www.inesdi.com, www.cocunat.com. www.brainsins.com, www.gopopup.com –
Lo mío es emprender, comenzar e impulsar nuevos proyectos empresariales.
follow me

Nos interesa tu punto de vista

2 comentarios en “Las 5 ventajas de la Economía Digital

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario