Hemos cumplido 9 años con nuestro blog. Estamos de estreno y muy orgullosas de nuestro nuevo blog. Esperamos que también guste a nuestros fieles lectores.

¡¡Hay que celebrarlo!!: las tres somos mujeres digitales, emprendedoras y consejeras y hemos querido compartir este primer post de la nueva época comentando lo que hemos ido aprendiendo en nuestras vidas profesionales y en nuestras empresas sobre lo que hace feliz a la gente en el trabajo.

Nos pasamos media vida dedicada a lo que nos da de comer ¡y queremos que nuestros equipos sean también felices como lo somos nosotras! Luchamos cada día para que sea así.

Estos son los 10 puntos más importantes que influyen en la felicidad en el trabajo.

1. Una estrategia clara.

Esto depende del líder de la empresa. Las personas quieren poder visualizar el futuro y comprender cuál es su función. Los equipos aprenden y evolucionan cuando tienen una visión personal relacionada con la visión empresarial. Muchas personas se sienten perdidas cuando hay continuos cambios de estrategia en el rumbo de la empresa. Una cosa es ser flexibles y adaptarse a los cambios y otra es ser una empresa que vaya como un corcho en el mar flotando en medio del oleaje sin un horizonte claro.

2. La razón de ser de la empresa: la visión y el propósito.

Las personas quieren sentir que su trabajo es importante, que su contribución ayuda. Quieren saber que ellos aportan algo bueno a la empresa y a los demás. Para ello hay que trasmitirles confianza. Deben sentir que son creativas, sin miedo al in-prendimiento y a proponer y desarrollar sus ideas. Tienen que tener ilusión por construir y vivir proyectos retadores.

3. Buenas relaciones con el líder y con el equipo.

La actitud del líder es contagiosa e inspiradora y es el “dador de sentido” al ambiente en la empresa. Se sufre mucho cuando existe una mala relación con un jefe y esa es la causa por la que algunas personas de peso se van de la empresa. Lo mismo pasa con las relaciones entre colegas. Si las relaciones son cercanas y hay confianza y apoyo, el equipo trabajará compartiendo y sumando. En ese clima de confianza, habrá enriquecimiento, intercambios de puntos de vista, diversidad de ideas y opiniones.

Cuando los trabajadores se sienten apoyados por sus compañeros y sus jefes, la colaboración y el compromiso se multiplican. El ánimo mejora y se generan vínculos fuertes que pueden exceder a lo laboral dando paso a verdaderas amistades.

4. Sentirse justamente remunerado.

Una remuneración justa es el pago proporcional al esfuerzo realizado por el trabajador ya que tiene en cuenta la rentabilidad y el valor que dicho trabajo aporta a la empresa. También cuenta mucho contar con otros beneficios y compensaciones no económicas como puede ser flexibilidad en horarios, teletrabajo, seguro médico, tickets restaurantes, tickets guarderías, tickets para gimnasios, regalos de nacimiento por hijos, etc...

5. Sentido del humor y actitud mental positiva del equipo.

El sentido del humor contribuye a mejorar los resultados. Provoca actitud mental positiva en los equipos ¡y es contagioso! El sentido del humor, además, elimina muchas barreras de nuestros cerebros y nos hace ser más creativos y productivos. En situaciones difíciles, quita hierro y ayuda a animarse y a mantener el equilibrio.

6. Compartir los éxitos y fracasos o malos momentos.

Me encanta la frase: “Un buen líder debe asumir los fracasos y compartir el éxito”. Y es verdad, cuando el líder asume los fracasos y comparte los éxitos, le da al equipo mucha más seguridad y eso aporta valor e impulsa el proceso de innovación.

7. Aprendizaje y desafío continuo.

El equipo debe tener la sensación de estar aprendiendo continuamente. El aprendizaje continuo es primordial. Todos en la empresa debemos estar en constante formación para adquirir habilidades y conocimientos que sirvan para nuestro desarrollo profesional.

8. El reconocimiento al esfuerzo y a los resultados obtenidos.

El reconocimiento es una herramienta de gestión que refuerza la relación de la empresa con los trabajadores y origina cambios muy positivos en una organización. Cuando se reconoce a una persona y se le dice delante de sus compañeros que lo ha hecho muy bien, se está reforzando el comportamiento y el progreso de toda la organización.

También desarrolla el sentido de pertenencia: aquellos que se sienten valorados en el trabajo y saben que, con su contribución, pueden lograr los objetivos para la empresa se sienten emocionalmente comprometidos y conectan de mejor forma con los objetivos de la organización.

9. Un lugar de trabajo debe ser un espacio armónico y organizado.

El diseño de interiores influye muchísimo en el estado de ánimo de los equipos. El lugar de trabajo en el que pasamos un tercio de nuestras vidas debe ser un lugar agradable, luminoso, ventilado, confortable, cercano, creativo... para que se cree un ambiente en el que todos nos sintamos felices.

Un lugar de trabajo sano y agradable hace que se trabaje mejor. Para ello resulta muy conveniente añadir detalles personalizados, colores cálidos, imágenes, fotos...etc

10. Estabilidad económica de la empresa. "No cash no business".

Cuando la empresa es estable económicamente y no sufre problemas de cash, da mucha seguridad a los equipos. En el mundo de las startups, los problemas de liquidez suelen ser el pan nuestro de cada día y hay mucha gente que se va porque no puede soportar la intranquilidad de si la empresa tendrá cash suficiente para pagar salarios. Al fin y al cabo, el principal motivo para trabajar es ganarse la vida y sostener una vida. Es muy comprensible que la gente necesite estabilidad económica.

las emociones importan mucho en el trabajo. La felicidad es importante para que los equipos estén completamente comprometidos. Clic para tuitear

En conclusión: las emociones importan mucho en el trabajo. La felicidad es importante para que los equipos estén completamente comprometidos. Las personas necesitan visión, significado, propósito y relaciones sólidas con sus compañeros.

Depende de nosotros, como personas y profesionales, encontrar formas de vivir nuestros valores en el trabajo y construir relaciones estupendas con nuestros compañeros. Y depende de los líderes crear ese entorno en el que las personas puedan crecer y ser felices. Es simple: si deseas personas comprometidas, haz que sean felices en su trabajo.

¿Te ha gustado? Compártelo

Elena Gomez Author
CEO de www.BebedeParis.com- Presidenta de Womenalia- Ex-Presidenta en Adigital 2007-2017(Asociación Española de la Economía Digital) – Accionista y consejera en 7 startups.: www.incipy.com, www.inesdi.com, www.cocunat.com. www.brainsins.com, www.gopopup.com –
Lo mío es emprender, comenzar e impulsar nuevos proyectos empresariales.
follow me

Nos interesa tu punto de vista

Deja un comentario