El otro día estuve haciendo entrevistas para un proceso de selección que nos había encargado un gran cliente a Womenalia.com. Era para un puestazo en una gran empresa española.

Estaba entrevistando a los 5 finalistas para el puesto. Uno de los finalistas era una mujer maravillosa que reunía de sobras los requisitos para ocupar ese puesto: una persona profesionalmente completísima, madre de varios hijos, y además lista, buena persona, etc. Lo tenía todo.

Durante la entrevista le pregunté: "¿Cuál ha sido tu experiencia profesional en e-commerce?."
Yo había leído en su CV que había ayudado a crear los e-commerce de más de 5 empresas muy importantes. Sorprendentemente me contestó: "poca experiencia." Continuamos la entrevista y al final de la misma le pregunté: ¿Por qué me has contestado poca experiencia en e-commerce si has montado webs de e-commerce a empresas importantes en España?. Y ella sonrío, y me dijo: "tienes razón, no debo contestar así, tengo bastante experiencia".

A las mujeres nos cuesta decir lo buenas que somos en algo cuando somos realmente buenas en ello Clic para tuitear

A las mujeres nos cuesta decir lo buenas que somos en algo cuando somos realmente buenas en ello. Y eso es porque parece que, en la sociedad actual, una mujer ambiciosa, es mal vista o se la ve como trepa o chula. Me encanta Madonna cuando dice: Soy dura, ambiciosa, y sé exactamente lo que quiero. Si eso me convierte en una zorra, ¡de acuerdo!

Por eso me encantó este artículo de Forbes que hablaba de este tema y me inspiró para escribir este post.

Muchas veces las mujeres nos quejamos de la desigualdad, y es cierto que hay muchos aspectos todavía que deben mejorar en nuestra sociedad y que no dependen de nosotras como la brecha salarial, la conciliación familiar compartida, la ocupación de las mujeres de puestos directivos, las mayores dificultades para conseguir financiación para un proyecto, etc.

Pero ten en cuenta una cosa, la mayor parte de nuestro éxito para alcanzar nuestra meta profesional es nuestra actitud. Tú puedes llegar a donde quieras llegar. Ese es nuestro lema en womenalia.com y para ello fundamos la comunidad de internet: te ayudamos a llegar donde tú quieras llegar.

Por eso tengo 4 sencillos consejos que nos ayudarán a llegar donde queremos llegar y a alcanzar la igualdad real en el terreno profesional entre hombres y mujeres.

1 Defínete a ti misma. ¿Dónde quieres llegar? Márcate tu objetivo profesional.

Esto puede parecer obvio, pero conozco muchísimas mujeres inteligentes y que han estudiado buenas carreras y que, cuando empiezan a trabajar, no se marcan ningún objetivo a nivel profesional. Simplemente se dejan llevar por la vida como un corcho en el mar. Y cuando tienen hijos, ven imposible compatibilizar su vida profesional con su vida familiar y ellas mismas se ponen trabas a alcanzar su meta profesional y ni siquiera lo intentan.

Me extraña mucho cuando hago entrevistas de trabajo a candidatas, y les pregunto cómo se definirían a sí mismas, muchas veces me contestan diciendo: "bueno, otras personas dicen que soy ...".

No permitas que otras personas te definan. Si te defines tú a ti misma, tendrás el control directo sobre tu vida. ¿Quién eres? ¿Cuáles son tus puntos fuertes? ¿A dónde quieres llegar? La base de todo es que tienes que conocerte bien, tanto lo positivo como lo negativo.

Si no tienes esa descripción clara de ti misma, no podrás conseguir tus objetivos profesionales. Y a partir de ahí: estate orgullosa de lo que eres, de lo que has hecho y lo que tienes por hacer.

Mujeres consejeras - 4 Consejos para llegar donde quieras

2 Invierte en tu éxito profesional.

Invierte en tu formación continua y si puedes, ayuda a otras mujeres para que consigan también sus objetivos profesionales. Algunas mujeres me han pedido a lo largo de su vida profesional que les haga de mentora. Siempre que puedo echo una mano. Sin embargo, seriamente he hecho de mentora 2 veces en mi vida. Realmente si te comprometes en serio, se tiene que hacer un seguimiento y reuniones periódicas. Y ves que la otra persona avanza y que hablar contigo le hace mucho bien. Pero sinceramente, la que más aprende de este proceso soy yo.

También va muy bien hablar con amigos y compañeros de trabajo sobre nuestro desarrollo profesional y pedir consejo. Habla con gente a quien admiras. Cada reunión será un tesoro y te podrá orientar en tu meta profesional.

No olvides destinar tiempo al networking profesional, a tu marca personal en redes sociales, conferencias, entrevistas, etc. Esto es algo que hacen muy bien los hombres en general y a nosotras nos cuesta más.

Lee mucho. Hay libros excelentes que ayudan a desarrollar habilidades de liderazgo que seguro que te podrán recomendar. La lectura te hace mejor líder porque ayuda a dominar la comunicación, ayuda a pensar mejor, mejora las habilidades sociales y ayuda a relajarnos.

Y, si puedes, es muy útil que te hagan coaching durante un tiempo. Yo he descubierto el coaching tardíamente pero es impresionante lo eficaz que es para: mejorar el trabajo en equipo, mejorar la satisfacción laboral, reducir conflictos en el trabajo, etc.

Mujeres consejeras - 4 Consejos para llegar donde quieras

3 Lucha y negocia de forma ambiciosa por lo que quieres.

Nunca consideres que quieres llegar demasiado arriba. Es posible. La forma de llegar hasta donde quieres llegar es definir una clara estrategia y negociar posiciones de proyectos o de gestión para ir poco a poco llegando a puestos de dirección dentro de las organizaciones. No te dé vergüenza decir lo que quieres y luchar por ello. Y busca aliados dentro de tu organización que te ayuden a alcanzar tus metas. Seguro que en tu organización sabes quién está muy considerado porque tiene el respeto de los demás. Pídeles ayuda. A veces nos cuesta mucho pedir ayuda y no nos damos cuenta que a la gente, en general, le gusta ayudar.

Mujeres consejeras - 4 Consejos para llegar donde quieras

4 No te quejes. Ten siempre una actitud positiva.

Ya hemos hablado de definirte, de fijarte una estrategia, de formarte, de luchar y trabajar por ello. Cada cierto tiempo tienes que revisar cómo va tu meta y reconducir acciones.

Yo soy madre de tres hijos y he podido compatibilizarlo con ser empresaria. No ha sido fácil, pero si realmente quieres y te lo propones, puedes. Y tengo muchas amigas que han llegado hasta dónde quieren llegar compatibilizando trabajo y familia. No te pongas frenos a ti misma porque todo tiene solución. Ponte una meta y pon soluciones para llegar a ella.

Mujeres consejeras - 4 Consejos para llegar donde quieras

Es fundamental saber que los cambios se logran trabajando mucho y poco a poco. Así que no desesperes. Es fundamental gestionar las expectativas sobre cómo va a cambiar la sociedad. Los cambios sociales son experiencias colectivas que son la suma de muchas acciones, realizadas por millones de personas a lo largo de décadas. No habrá una persona o una solución que termine con la desigualdad.

Pero el futuro depende solo de ti misma. Así que ánimo: ¡puedes llegar hasta donde quieras llegar!

¿Te ha gustado? Compártelo

Elena Gomez Author
CEO de www.BebedeParis.com- Presidenta de Womenalia- Ex-Presidenta en Adigital 2007-2017(Asociación Española de la Economía Digital) – Accionista y consejera en 7 startups.: www.incipy.com, www.inesdi.com, www.cocunat.com. www.brainsins.com, www.gopopup.com –
Lo mío es emprender, comenzar e impulsar nuevos proyectos empresariales.
follow me

Nos interesa tu punto de vista

Deja un comentario